Loading...

Festival forte, “la rave” que conquistó el castillo de Montemor

LA CRÓNICA DEL FESTIVAL, por Ana Niveiro (Periodista en MUTTED)

Un año más y con las pilas cargadas nos hemos trasladado de nuevo a Portugal, exactamente Coimbra, y más específicamente, Montemor-o-Velho, paraje convertido durante cuatro días en la capital del techno de toda la península por quinto año consecutivo.

Un line up envidiable, una localización perfecta, y precios muy moderados han convertido esta pequeña localidad lusa en un must para todos aquellos que, como nosotros, recorren cientos y miles de km guiados por la pasión que esta música nos suscita. Esta edición, protagonizada desde el minuto 1 por la polémica, ha conseguido celebrarse gracias al apoyo de su público, que por medio del crowdfunding consiguió recaudar 24000 euros, lejos del objetivo total (180000), pero suficiente para que éste se celebrase. La organización por su parte, como gesto de agradecimiento, estableció una zona exclusiva para todos aquellos que formaron parte activa de ello, regalándoles una pulsera junto con la entrada que permitía el acceso a este área.

Festival Forte 2018

DÍA 1. Jueves 30 de Agosto 2018

Tras una larga travesía en coche, con sus consecuentes problemas técnicos, conseguimos llegar a Figueira da foz, pasando antes por las oficinas de Montemor a recoger nuestra acreditación.

El cansancio del viaje no hizo mella en ninguno, las ganas de disfrutar de la rave eran más fuertes que cualquier contratiempo acaecido, por lo que dejamos nuestras pertenencias y emprendimos hacia el castillo.

Situado en lo alto de una gran colina era lo único que se visualizaba desde el taxi, una gran fortificación totalmente iluminada nos perseguía durante todo el camino, y las ganas de asediarla aumentaban a cada metro que nos acercábamos.

Lambda Labs en Festival Forte 2018

Tres filas de control ante nosotros eran lo único que nos separaban, el reloj marcaba las 3:00 y llegábamos justos al live de Stanislav Tolkachev.

El ucraniano fue el encargado de darnos la bienvenida deleitando nuestros oídos con un set muy profundo, con toques ácidos, perfecto para comenzar la jornada de jueves.

Las dos torres de altavoces Lambda labs presidían ambos lados del stage, un sonido puro que consiguió teletransportarnos a lo más profundo de su set, acompañado de visuales abstractos de colores intensos que mantenían la oscuridad en el dancefloor.

El electro de Umwelt tardó en aparecer lo que el francés en ponerse a los platos. Su dj set estuvo protagonizado en su mayoría por la música que más le caracteriza, forjando un electro muy atmosférico con una amalgama de rugidos eléctricos entre los que se escucharon temas propios como “Gravitational lens” sacado en el sello alemán “KILLEKILL RECORDS”, otros como “Perception of the heaven” y otros tracks como “yes today” de Stanislav Tolkachev o “void the c-system” de Wirrwarr.

El público se sentía en armonía con el castillo, el polvo del suelo comenzaba a levantarse por la euforia de los asistentes, que no pararon de bailar ni un segundo, y comenzaron a aparecer los primeros pañuelos.

Los rayos de luz empezaban a colarse entre las torres del castillo, y con ellos, el rey.

Oscar Mulero fue el encargado de cerrar el primer día de festival, y dejando atrás los sonidos eléctricos de Umwelt, comenzó su set de 3 horas contándonos una historia, su historia.

Su techno potente de atmósferas distorsionadas nos acompañó durante la travesía en una sesión muy lineal, que pudo parecer monótona a aquellos que no la entendiesen.

El creador del sello español más importante relata por medio de la música; el bombo permanente como apología de su voz, y el eco como la de su mente, usando temas como “Pace Yourself” de Karenn, o el remix de Takaaki Itoh a Kas:st de “Endless Exodus”, acompañado de unos visuales que pasaron de abstracción total, a la materialización en forma de iglesias y catedrales.

El primer día de festival había finalizado y los asistentes comenzaron a despejar la pista. Las ganas seguían latentes, por lo que la gran mayoría se movilizó hacia las inmediaciones del camping, sin embargo, el ambient dominó el pequeño stage, y nosotros, ávidos de bpms, decidimos trasladar el after a la villa que habíamos alquilado en Figueira Da Foz.

DÍA 2. Viernes 31 de Agosto 2018

10 minutos de parón entre Anastasia Kristensen y Alva Noto fueron los encargados de darnos la bienvenida a la “Second Round” del festival, algo que no importó en absoluto ya que se acercaba el momento más esperado, a nivel personal, de todo el line up.

Carsten Nicolai, más conocido como Alva Noto, comenzó su live.

El grave más fuerte del festival, unido a sonidos fríos y beats violentos, a unos 120 bpms, convirtieron la sesión en una imponente obra de arte, acompañada de visuales enérgicos y agresivos, que escoltaron perfectamente el beat. La finura y elegancia personificada.

Música para sentir, no para bailar. Para cerrar los ojos y no pensar en nada más.

La pista estaba a rebosar, y el listón quedó muy alto para el portugués Marum, que se vio obligado a aumentar su set 1 hora más por la ausencia de Planetary Assault Systems. Ausencia cuya explicación aún estamos esperando por parte del artista o del festival.

Marum supo aportar al público los bpms que escasearon en el live de Alva Noto, techno contundente con clasicazos como el remix de Symphonix del tema “Hypnotic energy”, pasando por el ácido con temas como “Zwischen Zwei Galaxien” del alemán Linus Quick. Una selección musical sublime, inmersa en visuales con secuencias cromáticas superpuestas de una manera muy peculiar, que provocó una monumental locura colectiva.

Los modulares sustituyeron las mesas, y el cirujano entró en el quirófano. Y no lo digo únicamente porque Surgeon apareciese en escena, sino porque la pista parecía un auténtico hospital.

Festival Forte 2018

La veteranía de los asistentes a festivales de esta índole se vio reflejada en todo momento, la vestimenta totalmente adecuada a la situación reflejó un público maduro y prudente, cuya edad media sobrepasaba los 30 años.

La precisión quirúrgica del inicio de sesión auguraba lo que el regente de los modulares iba a crear, una soberbia cascada de ritmo y sincronías, un grave penetrante y una mezcla totalmente refinada de techno a 128-130 bpms.

Enteramente improvisada y con una minuciosidad espasmosa, esta sesión entró de lleno en el top 3 del festival, y Surgeon lo sabía. Por ello decidió, a los pocos días de finalizar el festival, subirla íntegramente a souncloud. Juzguen ustedes mismos…

Function fue el siguiente en tomar mando de la cabina. Envuelto en sonidos fantasmagóricos cubrió el Castelo con una atmósfera mental, no tan lento como acostumbra, pero demasiado sosegado para lo que el público necesitaba en ese momento, tras la potencia y frescura del set anterior.

Antigone y François X cambiaron el ritmo de la noche a punto de finalizar. Las 7 de la mañana en el reloj, el sol en lo alto y voces espectrales asomaban con el primer tema lanzado. 3 horas de dj set variado, pero no sorprendente, entre los que destacaron temas como “Tribal Contact”, de Eddy Airbow o “Higher State Of Consciousness” de Josh Wink.

El cansancio empezaba a hacer mella en nuestros cuerpos, por lo que al finalizar el set decidimos no pasar por el stage del camping; el sábado tocaban demasiadas horas por delante y teníamos que aguantar lo máximo posible.

DÍAS 3 y 4. Sábado y Domingo 1 y 2 de Septiembre 2018

El festival se acercaba a la ronda final, y con él, la maratón de 23 horas dentro de la fortaleza.

Esta vez la previa fue muy diferente; las horas intempestivas a las que nos fuimos despertando poco a poco, vaticinaban la dureza del último día.

El reloj marcaba las 3 a.m, y Blush Response ya estaba preparado para obsequiarnos con el live más duro de todo el festival.

Con el industrial que le caracteriza por bandera, Joey decidió sacar la bestia no domesticada que lleva dentro. Un ruidismo extremo, sonidos metálicos y bajos desgarradores, a una velocidad que en ningún momento bajó de los 135bpms, movilizó a un público que olvidó durante una hora el cansancio acumulado de los anteriores días.

Brincos, saltos, y un ajetreo general en la pista, fueron los protagonistas del set, que, junto con la exaltación del artista, convirtió esta hora en la más salvaje de todo el festival, cerrando a una velocidad cercana a los 200bpms.

Una verdadera lástima que el sonido no fuese el adecuado, el limitador de los graves estaba demasiado bajo y se apreciaba notoriamente que el grave estaba cortado.

Festival Forte 2018

Después de la tormenta siempre llega la calma, y con ella, Adam X. Uno de los lives más esperados a nivel personal.

El EBM, estrella por excelencia del line up del año pasado, y gran olvidado en este, fue el encargado de inaugurar la sesión del neoyorquino.

Una apertura acertada y precisa, que se vio truncada a los 13 minutos de empezar con un tremendo parón de casi 2 minutos, protagonizados sorprendentemente, no por abucheos, sino por aplausos.

La contundencia y profundidad hacia la que orientó el live, unido a uno de los graves más sólidos del festival, convirtió este set en un deleite para nuestros oídos que ni el propio Blush Response, que andaba a nuestro lado, quiso perderse.

Un set completísimo de principio a fin, del industrial al EBM pasando por el techno, sincronizando todo ello micrófono en mano con vocales propias. Una auténtica delicia.

La diferencia de estilos era una de las mayores curiosidades de este festival, algo que no todo el mundo puede llegar a entender y, sobre todo, a disfrutar, ya que los cambios entre un dj y otro podían llegar a ser muy bruscos. Sin embargo, como en la variedad está el gusto, llegó el turno de The Hacker.

El francés, admirador de la electrónica ochentera y totalmente influenciado por djs de la talla de Kraftwerk o Depeche Mode, comenzó su live con un techno a poca velocidad, con predominancia de platillos entrelazados con breaks muy propios. Me teletransportó durante todo el set a Panorama Bar.

Tras 3 horas de lives seguidos, llegaba el momento del dj set. El trono estaba esperando a la reina; la mujer más esperada de todo el Line up decidió realizar su set de dos horas a vinilo, algo peligroso, pero totalmente acertado.

Una Helena Hauff muy activa y dinámica nos guió por una sesión muy fina, de ritmos en clave drum and bass, sincronías de techno e industrial y predominancia del electro, con temas como “The Bloop” del francés Minimum Syndicat o una muy buena mezcla del track “Chasing the Dream” del dúo de afterlife Woo York.

El fin de sesión a unos 140 bpms de la alemana dejó a su paso un público enérgico que pedía un respiro. Demasiadas horas en una pista que echaba fuego.

Extrawelt fueron los encargados de serenar a la muchedumbre. Su techno sosegado a bajas revoluciones, unidas a melodías variadas y eclécticas, provocaron la enajenación total de los asistentes, comenzando a verse por primera vez los primeros desnudos del festival.

Tras la hora y media de live de los alemanes, llegaban otras dos de dj set de otro de los más esperados, I hate models.

Con temas como “Requiem of desolation” y su fina línea entre el techno y el trance, el francés consiguió crear un ambiente rave, donde el polvo volvió a cobrar protagonismo.

Esta atmósfera se había apoderado enteramente del castillo, y Mumdance decidió llevarlo a otro nivel, pinchando temas muy pintorescos que se movieron por el Dubstep, Jungle, Trance e incluso poki y bacalao. Algo a mi parecer nada acertado para la línea underground que lleva el festival.

Este cambio drástico de los acontecimientos me produjo un bajón brutal. Las dos horas de Mumdance que no fueron para nada de mi agrado, hicieron mella en mis ánimos y en mi resistencia. Sin embargo, Shlomo era el siguiente en aparecer en escena y no podía perdérmelo. Media hora de parón en las inmediaciones del castillo fueron suficientes para ir con las pilas cargadas de nuevo para ver la que sería, mi última sesión del festival.

Festival Forte 2018

El termómetro marcaba unos 20 grados, el sol estaba en su máximo esplendor, y el calor comenzaba a ser insoportable. Llegaba uno de los momentos más esperados del festival, las sombrillas y la manguera, y con ellas, las movilizaciones del público en busca de sombra.

El techno volvió a adueñarse del castillo. Shlomo nos brindó un live hipnótico, de sonidos afilados con una ejecución sublime y precisión insuperable, poniendo el broche de oro a nuestra última sesión del festival.

Un año más y con muy buen sabor de boca, el festival llegó a su fin. 3000 personas de diferentes nacionalidades y estilos nos fusionamos con el único objetivo de disfrutar de la cultura electrónica que festivales de esta índole nos brinda.

Un público totalmente heterogéneo en un ambiente en el que los prejuicios y etiquetas no existen. Un lugar en el que lo único que importa, es la música.

Muchísimas gracias Forte.

Hasta el año que viene.

Ana Niveiro
(Periodista en MUTTED)

Videos: Panorama Concept
Verónika Gómez (Adam X)

Tambien te puede interesar…

  • Mugako Festival 2018

MUGAKO 2018, LA CALIDAD HECHA FESTIVAL

1 octubre 2018|0 Comments

  • SYNTH Techno Club - Dj Pete

SYNTH arranca su nueva temporada con Dj PETE

25 septiembre 2018|0 Comments

  • Elecktra Club - Samuli Kemppi

Elecktra Club arranca su temporada con Samuli Kemppi

19 septiembre 2018|0 Comments

2018-09-12T15:03:17+00:00 12 septiembre 2018|Tags: , , , , , , |